lunes, julio 26, 2021
19.6 C
Mar del Plata


InicioDEPORTESTokio (Día 2): Plata fácil, merchandising rápido y un poco de frío,...

Tokio (Día 2): Plata fácil, merchandising rápido y un poco de frío, las máquinas que todo lo resuelven

La vida se hace más sencilla cuando la tecnología está al servicio del hombre. Una breve recorrida por Tokio es suficiente para descubrir a cada paso una máquina que atiende cualquier necesidad y facilita situaciones.

Por Florencia Cordero desde Tokio

Los Juegos Olímpicos no reciben público extranjero por la pandemia, pero siguen llegando a la capital japonesa representantes de distintos países entre deportistas, dirigentes y periodistas. Si bien ahora el turismo en Tokio no está habilitado, es normal que llegue gente de todo el mundo a visitar la ciudad y los viajeros saben que al llegar a otro país suele ser un tema a resolver cómo cambiar plata y dónde hacerse de moneda local. A veces las casas de cambio tienen horarios acotados o no abren los feriados, pero una sencilla máquina que funciona las 24 horas se encarga de darle a los visitantes los yenes que necesiten para moverse con efectivo en la ciudad.

En realidad no es más que un servicio básico que resulta muy útil. Sin embargo, para muchos de nosotros que venimos de un país donde es raro que las cosas funcionen bien, la primera sensación es de desconfianza. “¿Y si me traga el billete a quién le reclamo?” es el pensamiento que se viene a la mente de cualquiera que pasó por la experiencia de que un cajero automático se “comiera” un depósito recién hecho. Pero en Tokio, con total tranquilidad, podés cambiar cien dólares por un puñado de yenes como si compraras caramelos en el kiosco.

Darse una vuelta por un local de venta de merchandising oficial es una parada obligada para todos los que queremos llevarnos un souvenir como recuerdo del torneo. Antes del arranque de los Juegos de Tokio ya se pueden ver colas en la puerta de los comercios porque es necesario respetar el aforo permitido por la pandemia. Al que no le gusta esperar y ya tiene decidido que va a comprar, la mejor opción es la máquina expendedora de merchandising. Es práctica, fácil para elegir cada producto y con distintos métodos de pago para que la operación sea fluida y sin hacer largas filas. A veces se agota el stock porque los primeros días concurre mucha gente. En este caso, la reposición es permanente para que siempre haya disponibilidad.

En estos primeros días en Tokio no tenemos mucho campo de acción por las restricciones y sólo podemos estar en el hotel e ir al MPC (Main Press Center) para los testeos obligatorios de COVID. Ya de regreso para concluir la jornada, otra máquina nos da un respiro en la central de autobuses destinados para la prensa. Las altas temperaturas se hacen insoportables al aire libre, pero la presencia de los tubos de aire frío que están apostados en cada parada hacen que el calor no se sienta tanto aunque los rayos de sol te peguen en el cuerpo. Es demasiado artificial pero cumple la función.

Cada vez falta menos para el inicio formal de los Juegos Olímpicos. Y mientras esperamos que se pongan en marcha, las frías máquinas nos facilitan las cosas. Pero ahora viene lo mejor. Los atletas van a demostrar hasta donde pueden llegar en la búsqueda de la excelencia tracción a sangre y transpirando la camiseta.