22 C
Mar del Plata
miércoles, marzo 3, 2021
Inicio InfoBlogs Daniel Temperoni Periodista Una temporada que dependerá de todos

Una temporada que dependerá de todos

Todo es día a día y paso a paso, aunque las directrices para la próxima temporada han arrojado ciertas certezas para los operadores turísticos de la costa atlántica.

Los protocolos presentados por hoteleros, gastronómicos y responsables de balnearios, seguramente se irán ajustando a medida que se vaya acercando la fecha de arranque de la ventana veraniega.

Los intendentes tendrán una meridiana y decisiva actividad, porque serán los evaluadores de la marcha del verano de acuerdo al flujo de viajeros que elijan a las distintas playas bonaerenses.

Sin duda, la expectativa es muy alta para aquellas actividades permitidas, aunque todo dependerá de la decisión de cada futuro veraneante a la hora de viajar a uno u otro punto, además de definir la cantidad de días que dispondrán para ese tan ansiado descanso.

Así como este año está transcurriendo de una manera nunca antes imaginada, el próximo verano tendrá un pulso que pocos se animan hoy a adelantar, ya que todo está imantado de esta enorme imprevisibilidad que nos viene acompañando desde mediados de marzo pasado.

Enorme tarea recaerá en las municipalidades a la hora de diseñar y poner en marcha los protocolos respectivos, pero también al momento de estructurar las acciones que acompañen un buen desempeño del manejo de la masa turística en los espacios al aire libre.

Deberán los municipios poner la mirada sobre la playa pública y aquellas zonas concesionadas a los privados, teniendo en cuenta que cualquier plan sanitario puede desequilibrarse si se entromete la irresponsabilidad en medio de una sociedad que camina diariamente al filo del contagio.

Se anunciaron aumentos en la línea de atención médica, previendo un plan de contingencia que incluirá la posibilidad de tener sitios predeterminados para aislar a personas que den positivo de coronavirus.

Todo lo que se pueda bosquejar de forma anticipada, dependerá inexorablemente del comportamiento de cada persona en función del grupo cercano con el que vaya a vacacionar y en relación al resto de la sociedad.

Ningún programa, protocolo o plan resultará exitoso sin la ayuda de residentes y turistas, por lo que las autoridades tendrán que activar mecanismos de prevención y disuasión para que todo resulte de la mejor manera posible ante una situación de emergencia que nadie nunca imaginó que podría acontecer.

La temporada de verano impondrá que todos actuemos con responsabilidad.-

@danieltemperoni