20/01/2021
miércoles 20 de enero del 2021 - T
20 enero 2021 - T
viernes, 27 de noviembre, 2020 - 11:08 hs.
Precios psicológicos que terminan en .99

Los podés encontrar en muchos comercios, de los más variados rubros. Ahí están, llamándote y vos, podemos decir, ¿caés en la trampa? Me refiero a los precios que terminan en ,99. También podés encontrar también que terminan en 90, dependiendo del valor de lo que pensás comprar, inflación mediante.


Las razones más fuertes nos explican que al leer de izquierda a derecha sumado a que nuestro cerebro, que no quiere esforzarse mucho no colabora, nos quedamos con los números enteros (sea uno o más dígitos) y no racionalizamos más.


Sin perjuicio de la relevancia del “vuelto” de un centavo, la clave es donde ubicamos el precio de ese producto o servicio. Claramente en un escalón más bajo al que efectivamente vamos a pagar. Lo “abaratamos” mentalmente.


Si sumáramos la cantidad de operaciones que realizamos de esta forma, y los pesos que gastamos de más, nos podríamos sorprender.


Algunos tienen dificultades matemáticas más severas, son aquellas personas que padecen la llamada discalculia. Se estima que entre el 5 y el 7% de la población tienen trastorno específico del aprendizaje que afecta nuestra relación con los números y los cálculos. Así surgen dificultades desde la niñez para las operaciones más sencillas que tienen que ver con cantidades, cuentas, reconocimiento de dígitos (ver arriba) y el cálculo básico. ¿Puede corregirse? En gran medida sí, en una fase de detección temprana. La Educación Financiera, como materia que contempla la aplicación a la vida cotidiana de las matemáticas es una excelente alternativa para observar dificultades en este terreno y generar alertas para su tratamiento.


Fijate que estamos indicando cuestiones que impactan decididamente en la gestión de tu presupuesto financiero, distorsionando tu capacidad de administrar tu consumo. El de todos los días. Dificultades más ciertas “trampitas mentales” igual a menos recursos disponibles para vos.


Voy con otra, que forma parte de los errores cotidianos de los inversores, en particular, aquellos que destinan sus ahorros a activos de renta variable (acciones o criptomonedas p.e.):


Supongamos que compro una activo a $100.-


A la semana su precio cae un 15%


A fin de mes, leo en los portales y diarios especializados, lo siguiente: “se recupera la bolsa y las acciones suben el 15%”


Dejo la pregunta (y me encantaría que me envíes tu respuesta a mi página en Facebook @elabcdetudinero)


Tu capital al final del mes, luego de estas bajas y alzas es:


1- Mayor al inicialmente invertido
2- Mi capital se redujo
3- Tengo el mismo dinero que al principio
4- No entiendo que tengo que hacer para analizar qué pasó


No te tomes más de 2 minutos para responderla.


Dejemos de lado el prejuicio de los “números fríos”. Entendamos qué nos están transmitiendo. No los rechacemos. Nos están diciendo algo y es nuestro deber comprenderlo.


Vamos a ir armando nuestro Taller de Educación Financiera, con éstas y otras preguntas.


Las nuestras y las que te vayan surgiendo. Haciéndonos todos mejores administradores de nuestro dinero.

   


Compartir
Columnas anteriores
martes, 5 de enero, 2021 - 12:09 hs.

Leía lo escrito el año pasado, antes de la aparición del cisne negro Covid19. La idea de compatibilizar la macro y la micro sufrió durante el 2020 una dura prueba.


Cito a modo de referencia solamente:


Pérdida de empleos
Pérdida o reducción de ingresos por tu trabajo/empresa
Empobrecimiento
Aumento del endeudamiento (del visible y del otro)
Aumento (sí) y/o disminución de tus ahorros
Transferencias de riqueza por las bruscas variaciones (hacia arriba) de la moneda deseada por los argentinos: el dólar
A nivel mundial se venía hablando de un helicóptero que lanzaba dinero sobre la población. En mayor o menor medida, cada país intentó por esa vía atenuar impactos ante esta catástrofe. Ahora llegan los tiempos de reconstrucción.


¿Y los hogares qué pueden esperar?


Recordemos siempre que no es sano confundir nuestros deseos con la realidad. Ser conscientes de las restricciones y los cambios es un punto de partida. No hablo de resignación, sino de realismo. Y de comprender TU posición en el tablero de ajedrez.


Vamos a revisar los 4 ejes de la administración de tu dinero:


- Ingresos: Los asalariados (formales) tienen por delante paritarias que permitirán la actualización de sus ingresos, pero en un entorno donde la inflación será significativa, difícilmente recuperen poder de compra. Autónomos, informales, empresarios pymes, pueden ver una mejora que no será homogénea. La búsqueda del punto de equilibrio con menores asistencias públicas será el objetivo.
- Gasto: descongelamiento de cuotas, precios máximos que pasarán a ser cuidados (o sea, más aumentos), tarifas es un interrogante, servicios que serán determinantes en los presupuestos de los hogares, obligan a la revisión y la cautela. El punto de arranque es bajo e inestable.
- Ahorro: el escenario de tasas de interés no parece indicar que se instale algo indispensable: tasas reales positivas. Este punto que puede favorecer el consumo (ver punto anterior), desestimula el ahorro en pesos, al menos en el modo tradicional. Será necesario explorar variantes tipo CER / UVA y por qué no, aquellas que sigan la marcha del dólar oficial – dólar linked- . Los “amantes” del billete verde, deben mirar no ya su precio, sino la evolución de su cotización en términos porcentuales. Y el tiempo de permanencia de su inversión. La renta variable (acciones) en activos argentinos parte de valores muy bajos, puede ser una oportunidad. Y los CEDEARS seguirán gozando de buena salud.
- Deudas: Acabadas las refinanciaciones de tarjetas y con fecha de vencimiento la postergación de cuotas de préstamos (sumado al descongelamiento UVA), reaparecerá en su verdadera dimensión el peso de las deudas. Quizás atenuadas más por regulaciones que por competencia, pero su incidencia será mayor. Nótese que NO se habla de nueva deuda, sino de absorber las anteriores. Esto condicionará las chances de endeudarse para consumir, exigiendo más inteligencia y menos ansiedad. Préstamos rápidos no son la salida adecuada.


Algunos factores comunes a los diversos hogares, pero resulta clave no caer en la tentación de la imitación de conductas. No seguir ese sesgo del efecto manada.


Ser conscientes de personalizar tus decisiones en el terreno financiero. Entendiendo tus finanzas, aceptando tus límites y restricciones. Entramos en un nuevo mapa post pandemia. Nada será igual, pero no significa que deba ser peor. Tiempo de tomar las riendas de tu dinero.


Nicolás González
Contador Público Docente Universitario especialista en Finanzas
Titular de
El ABC de tu dinero
Twitter @NicoGonzalezABC
nicolas.gonzalez@elabcdetudinero.com


Articulo de opinión previamente publicado en el sitio El ABC de tu Dinero.

miércoles, 23 de septiembre, 2020 - 14:26 hs.

«La imprenta es un ejército de 26 soldados de plomo con el que se puede conquistar el mundo». Esta es básicamente una historia que rescata (nuevamente) la figura de Johhanes Gutenberg, su inventiva, su rol como emprendedor y su fracaso financiero.


Nacido en Alemania en el 1400, hijo de un orfebre y director de la Casa de la Moneda en Maguncia, del que aprendió su oficio. (1) Ese trabajo con los metales, fue quizás el principio de una idea monumental: Lo que conocemos como la imprenta. O mejor dicho, el perfeccionamiento de una prensa de imprenta que sobre la base de producir moldes de letras en metal y poder organizarlos de manera flexible, para romper así con una barrera que impedía la difusión del conocimiento.


Pasar de libros que se reproducían en forma manuscrita (¿te lo podés imaginar hoy?) con lo que implicaban en términos de tiempos de reproducción y costo, a un sistema masivo, económico y práctico. Sin errores de traducción. Pasar de años a días. De algo para pocos a un sistema donde muchos más pudieran acceder a contenidos religiosos, políticos, científicos, etc. Democratizar el conocimiento. Pensemos que aún estamos en la Edad Media.


Hoy, que nos debatimos en torno a lo digital y su reemplazo de lo impreso en papel, podríamos decir que Gutenberg fue una especie de ¿Steve Jobs? Probablemente. ¿Habrá también desarrollado su inventiva en un “garage”? Sí podemos afirmar que su capacidad para monetizar este proyecto fue desastrosa.


Dos eventos, que terminaron judicializados y con sentencias adversas lo ejemplifican:


Primera asociación con los hermanos Dritzehn, en Estrasburgo, donde además del negocio de espejos metálicos convexos que eran muy buscados por su valor religioso, Gutenberg estaba desarrollando un “arte secreto”, que al fallecer uno de sus socios, Andreas D. en 1438, desencadenó las dudas de sus hermanos. Juicio y confiscación de bienes. Y vuelta a empezar. (2)


De regreso a su ciudad, Maguncia, se asocia con Johann Fust, quien le provee en préstamo el dinero para seguir desarrollando su idea. Todo su esfuerzo e imaginación, se traduce en la impresión de un libro icónico: La Biblia, 1.280 páginas, cada una con 42 líneas, allá por 1454. No fue claramente una elección al azar. Y generó también controversias. Nada extraño asociado a Gutenberg. Presentada en la Feria de Francfort, el impacto fue inmediato. Y el negocio, también. (3)


Enfocado en la técnica, no vió o no supo ver, la jugada de su socio que se enfocó en lo que seguía: la distribución. No había librerías como las pensás hoy. Y ahí estaba la ganancia. Imprimir más y más. Y ante la resistencia de Gutenberg, llegó otro juicio: Por un préstamo de 16.000 florines al 6%, Fust se quedó con el proyecto y su futuro yerno, se hizo cargo de la imprenta. Hermosa conspiración.
En la pobreza, recibió durante un par de años antes de fallecer, la asistencia económica de del Arzobispo de Maguncia.


¿Por qué Gutenberg hoy y aquí?


Porque siempre nos atraen las historias de los emprendedores exitosos. Y él lo fue pero, no tuvo la capacidad de convertir su idea en un proyecto económicamente viable. Le faltó Educación Financiera. Su ansiedad y pasión lo llevaron a malas decisiones en un tema clave: la elección de los socios. Cuanta mayor sea la urgencia de contar con fondos y sin un plan a la vista, aquellos que aporten el dinero no serán la mejor alternativa. Dos veces le pasó.


No pudo (o no supo) proteger su invento (más que una imprenta), y eso lo llevó a celebrar contratos e incorporar socios en condiciones desventajosas. Cedió los activos intagibles (el saber hacer) y se quedó en la calle. No pensó en el negocio en su conjunto, subestimó la faceta financiera. Y eso lo llevó a la ruina. En las dificultades, cometió un error frecuente de muchos emprendedores: se enfrascó aún más, en las tareas que le resultaban agradables. Y “negó” los problemas que no entendía ni sabía cómo resolver.


A su idea y genialidad, le faltó el desarrollo de un plan, una aproximación a una matriz FODA. Saber por dónde ir, con quién, de quien cuidarse. Conciliar la madurez de su proyecto con el crecimiento del negocio. Hacerlo sustentable.


Puntos clave de todo proyecto: tiempo de maduración y rendimiento esperado. Crecimiento sostenible. Inversión y financiamiento siempre van de la mano.


Comprender las finanzas personales, es un paso ineludible para todo ciudadano. Más aún para aquellos que deciden emprender. Se estima que el 70% de la mortalidad empresaria (que se da en los primeros dos años) se origina en cuestiones financieras.


¿Hubiera podido Gutenberg coronar exitosamente desde el punto comercial y financiero su genialidad de contar con la indispensable Educación Financiera?


No lo podemos garantizar, pero seguramente una mirada más amplia de ciertas cuestiones podría haberle hecho la vida un poco más “llevadera” en términos monetarios.


Emprender, ideas brillantes y atrayentes, que en muchas ocasiones, terminan fracasando. Explicar esto a los jóvenes y también, por qué no, a los adultos. Enriquecerse de toda la historia. Entenderla desde otra perspectiva. No separar en “pedazos” a las personas, sus ideas y emociones. Para comprender y aprender más. Mucho más.


Nicolás González
Contador Público Docente Universitario especialista en Finanzas
Titular de
El ABC de tu dinero
Twitter @NicoGonzalezABC
nicolas.gonzalez@elabcdetudinero.com


Articulo de opinión previamente publicado en el sitio El ABC de tu Dinero.


https://www.dw.com/es/johannes-gutenberg/a-2433079
https://www.bbc.com/mundo/noticias-53784725
http://www.librujula.com/actualidad/964-alix-christie-publica-el-discipulo-de-gutenberg

miércoles, 19 de agosto, 2020 - 11:32 hs.

Si le preguntás un niño (y a un adulto, por qué no) por San Martín, te mencionará, casi con seguridad:


- Los Granaderos
- El Sargento Cabral y el Combate de San Lorenzo
- El cruce de los Andes y su “caballo blanco”
- El Libertador de Argentina, Chile y Perú
y … su presencia en los billetes – joven o anciano – (antes…)
Mientras llegamos a un aniversario más de la muerte del General Don José de San Martín. Han pasado ya 170 años.


Pensaba en la oportunidad que existe de asociar conocimientos, eventos, epopeyas con los esfuerzos que las mismas implicaron. Una forma de llevar a los estudiantes una mirada más integral de la Historia. E introducir la Educación Financiera en sus vidas. Desde otra perspectiva.


¿Cómo se van fijando los conocimientos en los individuos? ¿Cómo se marcan valores, conductas, principios? Claramente los ejemplos cumplen un rol clave, más aún, cuándo hablamos de próceres, que con virtudes y defectos, quedaron en la memoria de un pueblo.


Pensar en el cruce de Los Andes, para consolidar la independencia de América allá por Enero de 1817, tuvo detrás una ingeniería financiera que vale la pena conocer. Porque los objetivos individuales, grupales y por supuesto los de un país, demandan recursos.


Algunos datos de esta epopeya:


- Se estimaría a valor de hoy en 1.500 millones de pesos el costo de esta operación. Hicimos una regla de tres, y lo asociamos con la cotización del dólar. (1) nuestra vara cotidiana.
- Son conocidos los aportes ¿voluntarios? y no tanto, de la sociedad mendocina. Alimentos para las tropas, donación de joyas, provisión de ropa, animales, etc. Pero además…
- Sostuvo la recaudación de impuestos y multas en la Gobernación de Cuyo
- Aplicó un Derecho extraordinario de guerra
- Redujo salarios públicos
- Retuvo ingresos del poder central (algo así como coparticipación) (2)
- También hubo apoyo del Director Supremo de la Provincias Unidas, Juan Martín de Pueyrredon, del que me gusta resaltar este párrafo de su carta a San Martín del 2 de Noviembre de 1816:
“Van los 200 sables de repuesto que me pidió. Van 200 tiendas de campaña o pabellones, y no hay más. Va el Mundo. Va el Demonio. Va la Carne. Y yo no sé cómo me irá con las trampas en que quedo, para pagarlo todo, a bien que, en quebrando, cancelo cuentas con todos y me voy yo también para que me de algo del charqui que le mando y ¡c…! no me vuelva a pedir más, si no quiere recibir la noticia de que he amanecido ahorcado en un tirante de la Fortaleza.” (3)


¿Te imaginás hoy esta historia? ¿Desde la perspectiva financiera? ¿Sos capaz de inscribirla dentro del esquema de ingresos- gastos – deudas – ahorro?


Todo formó parte de un plan. Se fijaron objetivos y plazos. Y eso exigía los recursos para alcanzarlos. En ese sentido, con el vocabulario de hoy, podríamos pensar algunas cuestiones como:


- ¿Podemos considerar a San Martín como un pionero del crowdfunding? La apelación a las donaciones con un fin político lo permiten explicar así.
- ¿Se rebasaron los límites del endeudamiento? Lejos estuvo de ser banalizado.
- Se tuvieron que generar ingresos que no existían, verdaderamente extraordinarios, asociados a un propósito. ¿Cajas mentales?
- La austeridad, una forma también de denominar el ahorro, fue una regla en su vida. Y la aplicó en esta gesta.
Unir contenidos en la escuela es un desafío. Romper la mirada de los conceptos estancos, demanda avanzar en agregar perspectivas a cuestiones que muchas veces sólo enfatizan una faceta.


Lejos de restarle importancia a episodios históricos, me parece que suma en la comprensión de los mismos, darle una dimensión humana y que implica mostrar cómo enfrentamos las restricciones. Como las finanzas están presentes (en su dimensión) acompañando pequeñas y grandes obras. Las cotidianas y aquellas irrepetibles. Y que lejos de quitarle brillo a la Historia, nos permiten, en mi humilde opinión, agregarle otro matiz.


Desde la escuela primaria, debemos incorporar la Educación Financiera. Y entiendo que estos eventos históricos pueden ser un punto para poner sobre la mesa ecuaciones económicas básicas y vitales que seguramente nos permitirán formar mejores ciudadanos. Y más libres, como aspiraba San Martín.


Nicolás González
Contador Público Docente Universitario especialista en Finanzas
Titular de
El ABC de tu dinero
Twitter @NicoGonzalezABC
nicolas.gonzalez@elabcdetudinero.com


https://www.losandes.com.ar/el-cruce-de-los-andes-costo-228-millones-actuales/
https://www.cultura.gob.ar/un-dia-como-hoy-hace-203-anos-se-iniciaba-el-cruce-de-los-andes-8672/
http://www.bnm.me.gov.ar/giga1/documentos/EL005620.pdf

lunes, 13 de julio, 2020 - 09:04 hs.

Domingo de cuarentena y visita al Super. Somos pocos y esto te permite ver situaciones que en otro momento no te llamarían la atención. Una madre con sus dos hijas recorren las góndolas y puedo escuchar: ¿Si la segunda unidad de detergente tiene un 70% de descuento, cuánto me cuesta cada una? Pareciera que es una pregunta que les hace a menudo, como un ejercicio y espero escuchar la respuesta. Más que eso, el modo de resolver esta ecuación cotidiana. Y llega. Correcta.


¿Nacemos con un cerebro matemático? Con el argumento de “no me gustan” las matemáticas, muchas veces lo que estamos haciendo es convalidar una debilidad que nos acompañará por el resto de nuestras vidas y nos llevará a tomar malas decisiones. Una parte también del problema radica en la forma de enseñarlas, muchas veces, desapegada de su aplicación más práctica. Pero quizás lo más preocupante, es que está en cierta forma naturalizado y hasta resulta risueño reconocerse como un ¿burro para los números?


Amigarse con las matemáticas es todo un desafío. Pero es algo que necesitamos para poder contar con unas finanzas más sanas, ya que su debida comprensión se presenta en muchos eventos que se relacionan con las 4 variables claves: Ingreso – Gasto (consumo)- Ahorro y Deudas.


Cuando llegás a la vida adulta y empezás a ser responsable plenamente de tus finanzas, surgen algunas cuestiones para las que sería muy ventajoso poder contar con herramientas, con formas de abordaje consistentes en términos de números, a saber:


• Sueldo bruto y sueldo de bolsillo. ¿Conocemos la diferencia? ¿Sabemos como juegan los descuentos en tu recibo de sueldo? ¿Somos capaces de traducir en % un aumento de suma fija en tu salario? Si vivís en un país con inflación, ¿entendés cómo se relaciona el crecimiento de tu ingreso con lo que se llama el “costo de vida” y su evolución?
• Hablemos del super y las compras. ¿llegás a la caja sin saber cuánto vas a pagar? O peor aún, ¿entraste sin tener claro cuánto podés gastar? Hay reglas que pueden ser de utilidad para la gestión de tus finanzas como la del 70-20-10 que te indican a qué destinar tu dinero. ¿Te cuesta hacer estas cuentas y llevarlas a la práctica?
• Cuando un producto se presenta en diversos tamaños (si bien hoy hay en muchos casos obligación de mostrar el precio en una unidad de referencia – litro/kilo), ¿cómo te las arreglás para dividir o multiplicar para poder comparar?
• El ahorro y las inversiones tienen también cálculos y conceptos básicos. La tasa de interés es el punto partida. ¿Anual o mensual? ¿Nominal o Efectiva? Nos lleva a la necesidad de comprender el interés simple y el compuesto. En algunos casos esto está indicado pero ¿somos capaces de comparar dos inversiones (un plazo fijo o la compra de dólares) y saber cuál es más conveniente? Pregunta en modo argento.
• En las deudas los errores se pagan más caros. Como tenemos dificultades para entender números y cálculos, nos guiamos y tomamos decisiones por montos. Cuotas más chicas o más grandes. No importa cuántas. ¿Qué es esa sigla que aparece tan grande CFT?
• Sumamos en ocasiones, peras con manzanas. Sumamos las cuotas a pagar pero no las relacionamos con el tiempo en que deberemos abonarlas. Dentro de ellas (a veces por fuera pero generadas por haber contraído un crédito) más que los intereses, debes sumar: gastos fijos diversos, impuestos, seguros de vida, etc. Todos los ítems que vas a tener que pagar. Ahí llegamos al CFT(Costo Financiero Total). Tu verdadero esfuerzo. Se mide así.


Y podríamos seguir con los descuentos asociados a promociones, su vigencia, pedir poco y devolver poco (pero carísimo) y confundir ganancias con ilusión inflacionaria. Todo en el mismo combo.


Estamos viviendo un tiempo especial, donde la educación formal está virtualizada (pero no para todos lamentablemente), con más presencia de los padres e hijos en los hogares, tratando de llevar tiempos de cuarentena de la mejor forma.


Probemos de incorporar juegos, situaciones donde los cálculos matemáticos estén presentes. Sumemos, restemos, multipliquemos y dividamos.


Seamos creativos ahí. Que no todo el tiempo se lo lleve la Play Station o la tele. O el celular. Erradiquemos la idea que las matemáticas son aburridas y agregale el ingrediente de la Educación Financiera. Es un excelente medio para poner a prueba tu imaginación y la de los niños.


Que las matemáticas no sean pizarrones llenos de fórmulas incomprensibles. Que los espantan. Hacelos amigos de los números. Te lo van a agradecer.


Nota publicada originalmente en el sitio El ABC de Tu Dinero


Nicolás González
Contador Público Docente Universitario especialista en Finanzas
Titular de El ABC de tu dinero
Twitter @NicoGonzalezABC
nicolas.gonzalez@elabcdetudinero.com

lunes, 20 de abril, 2020 - 12:28 hs.

En medio de cuarentena, con la actividad económica paralizada, con incertidumbre (inédita) en cuanto a la magnitud y evolución de tus ingresos, el plástico (TC) se ha convertido en una opción salvadora para continuar a flote durante la tormenta.


Esta cuestión se ha convertido en algo sistémico, es decir, una conducta casi generalizada en los consumidores, que apelan al crédito para sus compras pero, si no existe un ingreso futuro para cancelar las compras (las de hoy más las cuotas que contrajiste con anterioridad) sería un colapso.


Así es que desde el Banco Central se fueron lanzado diversas medidas, por un lado la baja en la tasa nominal por refinanciar tus resúmenes (total o parcialmente), como la postergación de los vencimientos.


Llegamos al 13/04 con una medida más realista y general: una refinanciación de tu vencimiento en 12 cuotas, de los cuáles los 3 primeros son de gracia, es decir, no deberás realizar ningún pago. No habrá multas ni intereses punitorios, pero obviamente pagarás los intereses compensatorios.


Vamos a enumerar los tips o conceptos claves de esta medida que podría repetirse, por qué no, el próximo mes, en tanto el parate económico se mantenga:


1. La refinanciación es para los vencimientos que operan desde el 13/04 hasta el 30/04/20. Y es en principio, automática.
2. Aquellos usuarios que sin embargo quieran pagar total o parcialmente, pueden hacerlo.
3. Los que tenían su vencimiento en débito automático en cuenta, si no realizan el llamado stop debit, el débito se realizará como siempre. En ese caso, si esto sucediera y desean refinanciar, deben solicitar al banco la “reversión” del débito y la devolución del importe debe ser acreditado en un plazo de 3 días hábiles.
4. Si entre el 23/03 y el 30/04/20 se juntaran dos vencimientos, podés refinanciar ambos.
5. ¿Estás obligado a hacer al menos el pago mínimo? No. Todo el resumen entra en este esquema.
6. ¿Qué es el período de gracia? Durante esos 3 primeros meses, no deberás realizar ningún pago. Pero.. no es gratis. Se generarán intereses que sumarán en las 9 cuotas restantes junto con el capital (tu deuda del resumen).
7. ¿La tasa es razonable? Es el 43% anual, con un CFT que ronda el 70%. Hoy la prioridad parece estar más centrada en descomprimir y postergar pagos, aún cuando este costo financiero no es “un regalo”.
8. Si la situación global y/o personal mejorase, puedo cancelar anticipadamente lo que resta pagar? Si, y te deberían descontar los intereses.
9. ¿Si hubiera compras en dólares también se puede usar este esquema? También. Tus compras serán pesificadas al tipo de cambio con el impuesto solidario PAIS y se agregan al resto de la deuda en pesos.
10. ¿Las tarjetas NO emitidas por los bancos también están obligadas a refinanciar? Malas noticias. Las tarjetas de crédito no bancarias (emitidas por ejemplo por cadenas de supermercados, financieras y otros entes) quedan fuera de este plan.


Postergar pagos, acomodar tus finanzas a estos tiempos y liberar tu capacidad de crédito son las claves de estas medidas. Pueden ser de utilidad en un momento donde la fragilidad financiera (tu capacidad de sostener tus gastos cuando los ingresos desaparecen o flaquean) es la norma.


Esperemos que esta situación transitoria y extraordinaria llegue rápidamente a su fin y podamos volver a normalizar la administración de nuestras finanzas personales. Que sea un puente que nos deposite en un lugar mejor.


Nicolás González
Contador Público
Docente Universitario especialista en Finanzas
Titular del ABC de tu dinero
Twitter: 
@NicoGonzalezABC

AUDIOS - RADIO BRISAS

Rogelio Frigerio en "Brisas Primera Edición"
Santiago O´Donnell en "Embón Registrado"
Verónica Magario en "Brisas Segunda Edición"
Mercedes Giuffré en "Plan Luz"


VIDEO DESTACADO