26/01/2021
martes 26 de enero del 2021 - T
26 enero 2021 - T
sábado, 21 de noviembre, 2020 - 19:37 hs.
Del humo de las baterías al humo de los buitres de la tragedia
Lo que van a leer es fruto de mi experiencia como marino y como integrante de la Armada Argentina y está avalado por mi único capital: la credibilidad y la honestidad intelectual.

Antes de comenzar a escribir lo que siento y lo que pienso quiero decir que lo que da sustento a lo que van a leer es fruto de mi experiencia como marino y como integrante de la Armada Argentina y está avalado por lo que es mi único capital: la credibilidad y la honestidad intelectual que ha basado mi desempeño en todo lo que he hecho hasta hoy para vivir y que ustedes conocen.


El material:


Desde que terminó la batalla por Malvinas, Argentina comenzó a pagar las consecuencias de haber pretendido desafiar a la OTAN y también a algunos socios alcahuetes de ese imperio que tenemos por vecinos. Eso comenzó a hacer mella en el material que ya era antiguo aunque muy bien mantenido por la gente. Y también con el tiempo comenzó a influir para conseguir repuestos para las unidades más nuevas de que disponía la Armada tanto en su poder naval como aeronaval. Sin embargo el empeño y la creatividad de suboficiales y oficiales hacía que las deficiencias se disimularan al mantener las unidades operativas y en condiciones de efectuar las misiones encomendadas.


Con el tiempo el grado de deterioro fue aumentando como fue aumentando el DESINTERES de todos y cada uno de los gobiernos entre 1983 hasta la actualidad salvo honrosas excepciones o gestos de algunas administraciones.


Los Comandantes en Jefe


Ninguno estuvo a la altura de las circunstancias. Ninguno se comprometió ni con el personal ni con lo que ese personal altamente capacitado y formado tenía a cargo: el material de combate con el que se defiende una nación y se ejerce el control de su soberanía. En cambio diseñaron políticas que solo fueron efectivas para mancillar y humillar de manera constante a lo largo de casi 40 años a profesionales de primer nivel solo por cuestiones ideológicas atadas a un pasado del que ya no queda más que el rencor expresado en venganza.


El personal:


El persona... Si yo pudiera transferirles a ustedes directamente lo que siento y quiero contarles!!…Yo creo que solo instalando mi corazón y mi alma en ustedes, solo así comprenderían lo que quiero decir con letras y palabras….Es muy difícil porque es un sentimiento. Y un sentimiento es eso.
El personal que integra los cuadros de suboficiales de la Armada Argentina proviene de los lugares mas recónditos de nuestro país además de los que llegan de las grandes ciudades. Norteños, patagónicos, cuyanos, porteños, mesopotámicos se mezclan y son sometidos a todo tipo de filtros. Académicos, físicos, psicofísicos e intelectuales. De modo que cuando egresan y llegan a su destino donde se “hacen” en sea cual sea su especialidad llegan siendo un verdadero “seleccionado” y en todo ese proceso además queda impregnada la disciplina y también distintos tipos de amores. El amor por lo que hacen, El amor por el ELEMENTO que tienen a su cargo. El amor a la institución a la que pertenecen. Y el amor por su DEBER.
MIREN….los conozco. Los conozco a todos porque conozco a todos con los que compartí 10 años de mi vida y créanme: son lo mismo. SOMOS LO MISMO.


Desde el cabo segundo más moderno hasta el suboficial mayor más antiguo son y serán todos iguales. Con sus matices pero respetando una matriz.


Y van a hacer lo que tengan que hacer con el material que tengan para llevar adelante lo que se les encomienda. Si hay reclamos se respetará la vía jerárquica, se elevarán notas, pero se cumplirá con la misión sin importar las consecuencias. No son suicidas. No son improvisados. No son irresponsables. Son técnicos. Profesionales orgullosos, pero también son personas. Padres, hijos, maridos, esposas, hermanos, amigos… QUE ASUMIERON LA RESPONSABILIDAD DE HACER LO QUE NADIE MAS QUIERE HACER CONOCIENDO LOS RIESGOS.


Gente normal que se encuentra con la muerte cara a cara en distintos momentos de su carrera. Muchachos que dominan ese miedo y siguen con lo que tienen que hacer porque saben que los que estuvieron antes los miran y los que vienen atrás también. Son el eslabón que enlaza a los que ya pasaron y a los que vienen y que no se puede romper.


Al principio de este texto hablaba sobre lo que considero mi único capital: la honestidad intelectual y la credibilidad que me he ganado entre ustedes que me siguen. La pongo en juego. Está sobre la mesa de este texto.


Miren… a esta gente les surgió un grave problema dentro de una unidad naval de combate preparada para operar debajo de la superficie, lo cual los obligó a salir del cobijo de esa profundidad en medio de un temporal de viento y de mar que en ese momento se expresaba en olas del tamaño de un edificio de tres pisos. Repito: en una unidad preparada para estar debajo del agua no en superficie y menos en medio de semejante temporal.


Los detalles de la tragedia serán motivo de pericias, pero no de juicios más allá de que estos están en marcha. Estas actuaciones no buscan la verdad. Si buscaran eso estarían desfilando todos los ministros de defensa desde 1983 hasta hoy. Todos los altos mandos desde 1983 hasta hoy que permitieron que la humillación sobre las personas y los materiales desembocara en esta tragedia. No buscan esclarecer lo que pasó, simplemente porque jamás les importó lo que pasaba en este ámbito de la vida de nuestro país. Había señales: se hundían barcos emblema como la ARA Santísima Trinidad, solo, dentro de la dársena de Puerto Belgrano….Por ahí se prendía fuego algún rompehielos pero no se hundía. Caían los aviones de combate pero como moría “solo” un piloto quedaba ahí… tapado por todos.


Tuvo que ocurrir esta tragedia para desnudar el estado del material y de la gente. No quieren la verdad. Quieren culpables y los culpables han sido todos los que por inacción u omisión jamás se preocuparon por cómo se llevan adelante ciertas misiones.


Si quisieran la verdad escucharían con respeto y con ganas de aprender a aquellos que les pueden enseñar algo para lo cual no están preparados porque tienen tantos prejuicios ideológicos que ni siquiera se animan a mirar de qué se trata. Hablo de periodistas, de políticos, de jueces, de abogados y también hablo de algunos altos mandos de la fuerza.


Ministros de Defensa como Nilda Garré o como el actual Agustín Rossi cuyo odio hacia todo lo militar es de público conocimiento porque ellos lo han demostrado y manifestado (ni que hablar de Oscar Aguad quien jamás entendió cómo navega un submarino) deberían pedir perdón y llamarse a silencio porque entre los tres, sumados, no alcanzan ni por asomo los niveles de catadura moral, de honestidad, de valentía o de amor a la patria que tuvieron los 44 tripulantes del submarino ARA SAN JUAN.


El humo de las baterías…producto del incendio sin foco ígneo pudo haber desatado esa tragedia…No se. Lo que se es que el humo que están esparciendo los buitres que rondan desde el periodismo, desde el derecho y desde la política, sobre familiares, compañeros y amigos de estos muchachos puede ser tan letal como el de las baterías.


La inteligencia sobre los familiares, el supuesto ocultamiento por parte de la Armada de la posición del barco… Todo eso es una gran cortina de humo desde una posición política que busca sensibilizar a la gente en contra de otra posición política. No hay nada más que eso Pongo las manos en el fuego sin dudar. Sin titubear por todos y cada uno de los suboficiales y oficiales integrantes de la Armada Argentina que estuvieron en el operativo SAR desde que se perdió contacto con el SUBMARINO hasta que el mismo se localizó.


Repudio a todos los que desde el desinterés primero y desde el desconocimiento después con una manifiesta mala fe acusaron o elucubraron teorías sin tener la más mínima idea de lo que se trata la tarea profesional dentro de una unidad operativa de la Armada.


¡RESPETO SEÑORES !
EN ESA TUMBA AZUL DESCANSAN LOS RESTOS DE 44 ARGENTINOS QUE SI HOY SE LEVANTARAN VOLVERÍAN A HACER CON LA MISMA PASIÓN AQUELLO PARA LO QUE SE PREPARARON TODA SU CARRERA. SIN QUEJAS, SIN GREMIOS, SIN PRETENSIONES ECONÓMICAS MAS QUE LAS QUE LE CORRESPONDEN. USTEDES SE METIERON DEBAJO DE LA CAMA DURANTE 8 MESES POR UN VIRUS QUE SE ELIMINA... LAVANDOSE LAS MANOS.


Pedro Mazza

   


Compartir
Columnas anteriores
jueves, 19 de abril, 2018 - 09:29 hs.

Cuando llega este mes, los profesionales que nos dedicamos a monitorear las variables meteorológicas tratamos de agudizar los sentidos para que no se nos escape nada.


Símplemente porque este mes es el comienzo de la transición climática desde una estación cálida, que aun no está del todo extinta, y la estación fría que ya está en condiciones de relevar al aire veraniego. Y esto es peligroso por lo que puede significar cuando las últimas incursiones de aire tropical (cálido y húmedo) se encuentran con las primeras invasiones de aire polar. Mientras una u otra lleguen solas y después se vayan modificando hasta transformarse en otra masa de aire, no pasa nada. El problema surge cuando se enfrentan. Cuando convergen sobre la franja central de Argentina.


Cuando esto sucede, es cuando más virulencia alcanzan los procesos de mal tiempo emergente.


Los días previos al 17 de abril de 1990 ocurría esto. Una masa de aire tropical se había "adueñado" del sur del Litoral y de la provincia de Buenos Aires. El aire se hacía cada vez más cálido, mas liviano. Ascendía. Y esto llevaba desde el suelo a las capas mas frías de la atmósfera aire cargado de humedad que al enfriarse, lograba la condensación. Es decir que generaba importantes sistemas nubosos. Que el aire se haga más liviano, que pierda peso, es equivalente a que descienda la presión atmosférica. Y esto fue lo que ocurrió. El tema es que terminó formándose un centro de Baja Presión. Eso de denomina Ciclogénesis. Así nació un centro de baja presión. Nació sobre el sur del litoral, pero después se movió hacia nuestra zona alcanzando tanta potencia que el 17 de abril generaba vientos superiores a los 120 kilómetros por hora y hacía que las olas se transformaran en verdaderas montañas de agua.


Señalamos y destacamos esto, porque ese día el puerto de Mar del Plata en particular y la ciudad de Mar del Plata en generar se volvió a vestir de luto. Significó el naufragio simultáneo de dos embarcaciones: el Amapola y el Angelito. Con ellos se fue la vida de 16 trabajadores.



Por eso pedimos a aquellos que siguen con frecuencia nuestros informes, que estén atentos cada vez que percibimos que el aire se va tornando incómodo. Cuando la temperatura alta está fuera de fecha, eso significa que el aire se va cargando de energía de la única manera que puede hacerlo: en forma de calor y humedad.


Cuando pasa esto, en algún momento, en algún lugar (siempre cercano), la válvula de escape que la misma atmósfera fabrica para disipar ese exceso de energía, se va transformar en un proceso de mal tiempo que será tanto mas severo cuanto más cálido y más húmedo sea el aire tropical.


En otro momento hablaremos de otro abril, el de 1993, cuando varios tornados pasaron por el sudeste de Buenos Aires provocando destrozos que aún se recuerdan. Y siempre por lo mismo....


Abril, siempre abril.

martes, 6 de marzo, 2018 - 12:15 hs.

Hay algunas cosas, entre lo que tenemos que saber y lo que tenemos que hacer, que mientras no ocurran, la detección temprana de tormentas eléctricas no podrá ser posible y las mismas seguirán siendo totalmente sorpresivas e imprevisibles.


Lo primero es saber de qué hablamos cuando nos referimos a una Célula de Tormentas Eléctrica. En este caso podemos hacer una comparación gastronómica. Una sana y otra no tanto.


La podemos comparar con un huevo frito donde la yema sería el núcleo propiamente dicho de esta célula cuyo diámetro puede ser de aproximadamente 6 u 8 kms. (vale recordar que la costa de Mar del Plata se extiende a lo largo de mas de 45 kms), por lo que varias de estas células pueden pasar y no llegar a la ciudad y su único efecto será el de hacer mas espectacular el paisaje.



También puede ser comparada con un gigantesco durazno donde su carozo sería el núcleo de tal célula.



Lo cierto es que, sea cual fuere el ejemplo elegido, dentro de ese "estrecho" núcleo pasan las siguientes cosas:


- Hay actividad eléctrica que se percibe a través del trueno y del relámpago o rayo.
- Hay granizo de variado tamaño. Siempre, aunque no siempre precipita de esa manera.
- Hay ráfagas de viento que acompañan el borde de ese núcleo, lo suficientemente intensas como para tirar un árbol o levantar desde los cimientos un tinglado. A tal punto de que se confunden con la presencia de un Tornado.
- Se alimentan de calor y humedad: a mayor temperatura, mas disponibilidad de vapor de agua (humedad) y mayor probabilidad de que se desarrollen este tipo de tormentas.
- Entre que nacen, crecen, se desarrollan y se disipan, pueden pasar apenas un par de horas.


Una vez que se comprende la naturaleza del fenómeno pasamos a la segunda fase en la que entramos nosotros. A saber:


1- La meteorología operativa no es un momento de radio o de tele. Es algo dinámico en modificación constante por lo que requiere actualización permanente, y para eso se necesita que a lo largo de las 24 hs un profesional esté chequeando la atmósfera.
2- Nosotros como usuarios no solo tenemos que ser responsables de mantener libre de obstáculos todo canal de escurrimiento en nuestra cuadra, en nuestro barrio, sino que tenemos que estar atentos a aquellas actualizaciones. Especialmente cuando detectamos a simple vista algo sospechoso como las primeras nubes que aparecieron ese día.


Entonces, sacando la creencia de que por que la tecnología avanza, la meteorología es mas precisa, tenemos que decir que eso es efectivamente así, pero se da en los países que desde hace mucho entendieron que la inversión en equipamiento e instrumental es eso y no un gasto porque la meteo se mete en cada cosa de nuestra vida.
Prevención meteorológica es igual a seguridad para nosotros y para nuestros bienes.
Hoy por hoy por estos lares es más fácil saber qué puede pasar a una semana de plazo (a ese avance sí nos podemos subir por las dimensiones de los sistemas involucrados) pero no podemos saber qué va a pasar en la siguiente media hora cuando estamos en presencia de tormentas como la que se formó el día viernes 2 de marzo de 2018.


¿No sabemos porque somos malos profesionales o estamos distraídos? No, no sabemos porque no se cuentan con los elementos de observación y detección temprana adecuados.
Estamos hablando del RADAR METEOROLÓGICO.
Mientras no esté funcionando dicho elemento imprescindible para la detección temprana de estos procesos, preguntas como:
- ¿A qué hora va a llover?
- ¿Cuanto va a llover?
- ¿Habrá granizo?
- ¿Habrá fuertes ráfagas de viento?
...lamentablemente no tendrán respuesta.


Esta es la red de radares que hoy por hoy está en funcionamiento. Ustedes, como lectores comprensivos, verán cuán lejos estamos del más cercano.


martes, 5 de diciembre, 2017 - 15:18 hs.

No busquemos más responsables ni culpables. Fuimos nosotros como sociedad los que definimos la suerte de estas 44 almas cuya heroicidad radicará en dos cosas. Una será la actividad propia del servicio. La otra será la de haberle dado visibilidad a la problemática de las Fuerzas Armadas de nuestro país.
La Armada nos nos mintió.
¿Sabés quienes mintieron?
Los que mintieron fueron los que te dijeron que Argentina no tiene hipótesis de conflicto.


Mintieron los que te convencieron que la parte de la sociedad argentina cuyo trabajo es ser militar, un día se levantó convertida en algo monstruoso y salió a diestra y siniestra a matar gente, robar chicos y torturar al que se le cruzaba.
Mintieron los que te dijeron que soldados probados en combate un día quisieron derrocar el gobierno democrático de Raul Alfonsín.


Mintieron las cúpulas políticas de las organizaciones de Derechos Humanos (no hablo de las madres ni de las abuelas que perdieron sus hijos/nietos) cuando desde 1983 se dedicaron a ocultar las actividades terroristas que enlutaron al país con atentados que se cobraron un sinnúmero de víctimas inocentes.


Convalidaron esa mentira los periodistas que callaron porque de pronto, de un día para el otro se olvidaron de esos hechos y comenzaron a ser cómplices de una gran obra de teatro trágica que sirvió para desmantelar las fuerzas armadas y de seguridad.


Convalidamos esa mentira nosotros, los de nuestra generación porque también callamos y nos dejamos alcanzar fácilmente por la epidemia de amnesia. Sabíamos de estos hechos….(lo que pasaba en el monte tucumano es solo un ejemplo) y no levantamos la mano para frenar estas arbitrariedades que llevaron a perseguir y encerrar a gente honesta y decente cuyo único crimen fue vestir un uniforme. Sin pruebas y solo por haber sido mencionado o señalado por alguien.


Mintieron los que en vez de separar los elementos que abusaron de su autoridad (que por supuesto existieron y deben pagar por eso hasta con pena de muerte cuando se comprobare indubitablemente su responsabilidad) lo único que hicieron fue cerrar una escuela técnica de reconocida excelencia como fue la Escuela de Mecánica de la Armada.
Señores somos un bocado apetecible para la mitad del mundo que ya ha agotado su suelo y que para hacerlo productivo necesitan cada vez mas de la química…


Somos una tentación para los que saben que estamos sobre una de las reservas de agua potable mas importantes de todo el planeta. Nos miran con ganas los que saben que geológicamente están condicionados como nuestros vecinos.
Saben unos y otros que tenemos un país tan extenso como deshabitado y mucho menos controlado.


Cuando vengan con todo los que de verdad van a venir por todo, quiénes te crees que van a dar la vida por vos…por tu seguridad…por tu soberanía….por tu bandera….Por tu cultura?...Quiénes te crees que van a tripular lo que quede sin tener en cuenta el estado de funcionamiento: ..aviones, buques….tanques… …. Si. Ellos. Los que no dudan en meter las patas en el barro para rescatarte cuando hay un desastre natural… Los que no dudan en tirarse de un helicóptero para ir a buscarte cuando tuviste un accidente en el mar o en la montaña….
Solo ellos, nuestros soldados los que van a cumplir con su deber llegando como sea ahí.


A donde vos no te atrevés.

miércoles, 1 de febrero, 2017 - 09:36 hs.

Una vez mas se esperan lluvias y tormentas para Mar del Plata y la zona durante esta semana. Es oportuno entonces recordar que hoy podemos definir dos fases o etapas de pronóstico meteorológico (esto también es válido para Mendoza).

La primera tiene que ver con el análisis o lectura que podemos hacer de los "Modelos Matemáticos" o Mapas Pronosticados de superficie y de altura que indican cuan inestable podrá estar la atmósfera en un lugar y en un momento dado. Hay que recordar que en esta fase el proceso de lluvias aun no está formado. Los mapas indican preliminarmente que se van a dar las condiciones físicas dentro de la atmósfera para que se formen.

La segunda fase arranca cuando estos sistemas comienzan a formarse.

Desde ese momento comienza un seguimiento con satélites, con información de superficie y de altura también, pero en caso de tormentas eléctricas fundamentalmente con RADAR meteorológico para detectar lo siguiente:

-Si efectivamente se formaron las tormentas que los modelos indicaban como probables.
-Si lo hicieron, DÓNDE están.
-Para donde se mueven
-Qué características tienen en cuanto a desarrollo y potencial para generar vientos fuertes, granizo, abundante caída de agua.


Sin ese elemento, el RADAR de Tormentas, será imposible acceder a la segunda fase de pronóstico y por lo tanto, imposible pretender que el mismo tenga precisión.

Entonces, cuando se difundan los alertas y leas el tan mentado: "probables tormentas, vientos fuertes, caída abundante de agua y ocasional caída de granizo", no creas que es porque eso se sabe que va a pasar. Es simplemente por por las dudas. Solo para cubrirse por las dudas pase algo.

Hoy por hoy solo la primera de estas fases es confiable. Por lo menos en ciudades como la mía, Mar del Plata (y zona), donde no llega influencia de otros radares.

miércoles, 25 de enero, 2017 - 09:46 hs.

Va pasando el mes de enero y el balance hasta ahora es positivo para el turismo y muy negativo (desde nuestra óptica humana) para el ambiente. Un ambiente del cual nosotros somos una parte, pero NO el todo. Inundaciones y fuertes vientos. Aludes y aluviones. Incendios forestales. Tormentas Eléctricas. Granizo. Tornados. Etc.


El resultado es trágico porque costó vidas, porque generó pérdidas económicas cuantiosas, porque anegó importantes superficies. Pero la pregunta es: ¿Esto es algo inédito? NADA.


Nada de la lista que mencionamos es algo que nos sorprenda por nuevo. Basta repasar la historia colonial para encontrar un sinnúmero de situaciones parecidas. Claro que con un porcentaje mínimo de superficie poblada en comparación con la densidad demográfica que tenemos hoy. Por eso para explicar la meteorología, también tenemos que hablar de historia. También tenemos que hablar de demografía.
Hoy aquellos que hablamos de que no es el CAMBIO CLIMÁTICO el problema sino la incapacidad e irresponsabilidad de los distintos gobiernos para pensar y planificar una ciudad, una provincia, un país, dando infraestructura y servicios, organizando el uso del suelo para un desarrollo armónico con la naturaleza, somos apuntados por el mismo dedo inquisidor que apuntaba a Galileo cuando refutaba la idea de que la tierra era el centro del universo.


Esto que nosotros desde nuestra perspectiva antropocéntrica vemos como CALAMIDADES, forman parte del juego de la naturaleza. El tema es que no sabemos las reglas de ese juego porque nadie nos las enseñó.  Algún día (como sucedió con los temas ecológicos) en los programas de estudio del nivel primario aparecerá un contenido "aggiornado" sobre estas cuestiones de cómo funciona la máquina termodinámica que es nuestra atmósfera.
Mientras ese conocimiento no percole en todas las capas de nuestra organización social seguiremos pensando que las fuerzas naturales están descontroladas....


Y quiera Dios (el Dios en quién vos creas) que el supuesto "control" jamás esté en poder del hombre.

AUDIOS - RADIO BRISAS

Rogelio Frigerio en "Brisas Primera Edición"
Santiago O´Donnell en "Embón Registrado"
Verónica Magario en "Brisas Segunda Edición"
Mercedes Giuffré en "Plan Luz"


VIDEO DESTACADO