04/08/2020
martes 04 de agosto del 2020 - T
04 agosto 2020 - T
viernes, 31 de julio, 2020 - 13:16 hs.
Acciones soberanas

Sendos proyectos enviados por el Poder Ejecutivo al Senado de la Nación y que fueron aprobados en esa cámara, apuntan al afianzamiento de la soberanía nacional sobre las aguas del Atlántico Sur, nuestras Islas Malvinas y el espacio marítimo circundante, y al establecimiento de los límites exteriores definitivos de la plataforma continental más allá de las 200 millas.


La creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas en el ámbito de la presidencia, tendrá por objetivo contribuir a la generación de consensos políticos y sociales necesarios para el diseño y la implementación de políticas de Estado que tiendan a efectivizar el ejercicio pleno de la soberanía sobre el territorio irredento, así como las Georgias y Sandwich del sur, además de las zonas aledañas.


Este organismo también colaborará en la difusión y promoción de los derechos argentinos en el ámbito regional y global, además de proponer estrategias que aporten al reconocimiento permanente de los ex combatientes de Malvinas y caídos en combate, y de sus familiares.


El Consejo lo integrarán el presidente; el canciller; un diputado y un senador por cada uno de los tres bloques con mayor representación parlamentaria en las dos cámaras; el gobernador de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur; dos especialistas en Derecho Internacional; tres representantes del sector académico y científico, y un representante de los ex combatientes de Malvinas.


La otra iniciativa está ligada al “profundo trabajo técnico y científico llevado a cabo por la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental” y reafirma “los derechos de soberanía argentina sobre los recursos del lecho y subsuelo de nuestra plataforma continental: minerales, hidrocarburos y especies sedentarias, vieiras, esponjas, langostinos, mejillones, etc”.


Agrega la fundamentación que “Argentina ha demarcado el límite exterior de su plataforma continental cumpliendo con las disposiciones de la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del Mar y con las directrices científicas y técnicas y el reglamento de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental”.


El Poder Ejecutivo destaca que " se han obtenido datos inéditos para el conocimiento del margen continental argentino, con el fin de que el trazado de ese límite sea el más beneficioso para el país, respetando las fórmulas y restricciones previstas en la normativa internacional".


Los dos proyectos se enmarcan en la senda que el país no siempre ha sostenido en el tiempo, ya que en otros momentos se han registrado acciones gubernamentales que deberían ser revisadas y que han ido en contra de las políticas de Estado tendientes a fortificar la soberanía nacional.


@danieltemperoni


 

   


Compartir
Columnas anteriores
viernes, 24 de julio, 2020 - 13:14 hs.

La pandemia de Covid-19 ha puesto al mundo en una situación inédita en términos sanitarios, sociales, económicos, educativos y políticos.


Todo está como nadie pudo haber imaginado, más allá de alguna novela de ciencia ficción.


Más de 400 millones de puestos de trabajo se han pulverizado en sólo seis meses y los condicionamientos futuros serán poco menos que tremendos.


El Fondo Monetario Internacional ya calculó un achicamiento del Producto Bruto Interno global del 3%.


Por su parte, el Banco Mundial redobló la apuesta y afirmó que la caída llegará al 5,2% y significará el mayor descenso desde el fin de la II Guerra Mundial.


Estas previsiones adelantan que el rebote en 2021 llegará al 4,2% y no alcanzará a compensar las pérdidas de 2020, aunque muchas economías ya están saliendo del aislamiento social y otras tantas demandarán algunos meses más antes de que finalice el año.


Para el director del Grupo de Perspectivas del BM, Ayhan Kose, “no existen registros de correcciones a la baja tan súbitas y drásticas de los pronósticos de crecimiento mundial como las que se han visto en la época actual”.


Agregó que “si el pasado sirve como referencia, los pronósticos podrán empeorar aún más, lo que implica que los encargados de formular políticas deben prepararse para la posibilidad de tener que adoptar medidas adicionales para apoyar la actividad”.


El crecimiento de las economías avanzadas se va a desplomar un 7% durante este año, en tanto lo hará sólo hasta el 2,5% en los países emergentes, de acuerdo al informe del Banco Mundial.


En la UE se cree que el derrumbe del PBI alcanzará a 9,1% y que la ayuda del Banco Central Europeo hará que exista un rebote del 4,5% el año próximo.


Para Estados Unidos, el BM estima una contracción del 6,1% y una recuperación del 4%, en tanto para China calcula un crecimiento de 1% y una escalada positiva del 6,9% para 2021.


En síntesis, el organismo financiero internacional piensa que el mundo en promedio caerá 8% y remontará sólo 1%.


Frente a este panorama, países como Argentina deberán renegociar hasta el último centavo de sus deudas externas y reforzar las previsiones de sostenimiento de la actividad productiva.


Defender el trabajo y asegurar la presencia del Estado en todos los estamentos de la sociedad, resultará vital para encontrar la salida a la crisis.-


@danieltemperoni




viernes, 17 de julio, 2020 - 13:20 hs.

Están en la base de Cabo Cañaveral después de haber cumplido con todos los protocolos y testeos sobre Covid-19, mientras sus compañeros reparten pruebas en cuatro centros de Argentina.


Un puñado de connacionales pertenecientes a la Comisión Nacional de Actividades Espaciales y del INVAP SE, responsables de la creación del satélite de observación argentino SAOCOM 1B, se encuentran trabajando en la puesta a punto de su lanzamiento.


Las tareas habían quedado paralizadas en marzo por la cuarentena, pero ahora se encuentran en los aprestos finales del proyecto.


Con este componente, Argentina tendrá un sistema de observación terrestre que se sumará al que ya está orbitando, equipados con radares de apertura sintética polarimétricos en banda L de 1.275 GHz, además de antenas desplegadas de 35 m2.


En conjunto serán las más grandes de uso civil en el espacio.


El SAOCOM 1B será lanzado el 25 de este mes a través de un vector Falcon 9 de la firma SpaceX.


El radar tiene tecnología puramente argentina y una señal de microondas que le permite atravesar las nubes y tomar imágenes de la superficie terrestre durante las 24 horas del día y bajo cualquier pronóstico meteorológico.


Argentina se posicionará entre las naciones con desarrollo de tecnología radar para uso espacial, a efectos de ofrecer soluciones a problemas locales que no pueden ser satisfechos con la data que proporcionan otro tipo de satélites.


Los desarrolladores estuvieron en contacto con el INTA, el Instituto Nacional del Agua y otros organismos, para los cuales se han producido distintas aplicaciones específicas.


Como ejemplo de uso, la información suministrada por este tándem de satélites, permitirá ubicar a cada uno de los buques nacionales y extranjeros en aguas de nuestra jurisdicción.


Los antecedentes del grupo ARSAT 1 y 2 en órbita, más el proyecto del 3, ponen al país a la vanguardia en esta tecnología a la que ahora se suman los SAOCOM 1A y 1B.


Nuestros profesionales han recorrido un largo camino hacia la soberanía científica y tecnológica que no puede cortarse por ningún motivo en un momento muy particular de las relaciones globales.-


@danieltemperoni





viernes, 10 de julio, 2020 - 13:18 hs.

Ha pasado el tiempo desde aquella jornada histórica en la que Jorge Mario Bergoglio sorprendió al mundo con su visita a la isla de Lampedusa al sur de Sicilia, para oficiar misa por las miles de personas que murieron en el mar intentando arribar a Europa desde Africa.


Una patera fue utilizada como altar, mientras que el cáliz y la cruz fueron improvisados con maderas de las embarcaciones llegadas a ese territorio dos años antes.


“¿Quién de nosotros ha llorado por la muerte de estos hermanos y hermanas, de todos aquellos que viajaban sobre las barcas, por las jóvenes madres que llevaban a sus hijos, por estos hombres que buscaban cualquier cosa para mantener a sus familias?”, se preguntó el Papa.


Agregó que “somos una sociedad que ha olvidado la experiencia del llanto...” y sostuvo luego que “la ilusión por lo insignificante, por lo provisional, nos lleva hacia la indiferencia hacia los otros, nos lleva a la globalización de la indiferencia”.


Francisco eligió llegar sin estridencias, con poca custodia y casi sin protocolo, para dar un mensaje que encaminaría su conducción al frente de la Iglesia Católica y marcaría el rumbo inexorable de su opción por los desprotegidos.


“¿Quién es el responsable de la sangre de estos hermanos? Ninguno. Todos respondemos: yo no he sido, yo no tengo nada que ver, serán otros, pero yo no. Hoy nadie se siente responsable, hemos perdido el sentido de la responsabilidad fraterna, hemos caído en el comportamiento hipócrita”, aseguró de forma lapidaria.


No menos fuerte fue su mensaje al señalar que “miramos al hermano medio muerto al borde de la acera y tal vez pensamos: pobrecito, y continuamos nuestro camino, no es asunto nuestro, y así nos sentimos tranquilos. La cultura del bienestar, que nos lleva a pensar sólo en nosotros mismos, nos convierte en insensibles al grito de los demás, nos hace vivir en pompas de jabón, que son bonitas, pero son inútiles, no son nada...”.


El Sumo Pontífice apuntó después a los líderes, afirmando que “te pedimos ayuda para llorar por nuestra indiferencia, por la crueldad que hay en el mundo, en nosotros y en todos aquellos que desde el anonimato toman decisiones socioeconómicas que abren la vía a dramas como estos. Te pedimos perdón por aquellos que con sus decisiones a nivel mundial han creado situaciones que conducen a estos dramas”.


Durante todos estos años han seguido muriendo personas que intentaron migrar desde Asia y Africa, apelando a medios tan distintos como extraños para hacer efectivo su sueño de pisar territorio europeo.


Muchos de los que lo lograron, lamentablemente sufren otras penurias sociales y económicas en la tierra prometida que les sigue siendo esquiva.


El mensaje de Francisco continúa resonando en las mentes y corazones de quienes lo entendieron.-


@danieltemperoni


 

viernes, 3 de julio, 2020 - 13:18 hs.

En estos tiempos de crisis sanitaria, excepcionales y desconcertantes para todos, aparecieron los agoreros de siempre.


Salieron de la oscuridad de sus silencios y comenzaron a sembrar un mar de dudas sobre el propio esfuerzo de millones de argentinos.


Estuvieron poco más de tres meses desaparecidos de la escena nacional y regresaron con sus mensajes negativos y desmoralizadores.


No conciben que se plantee la necesidad de continuar con la ayuda del Estado a los sectores más comprometidos por el freno epidemiológico que sufre la actividad económica.


La simplista ecuación numérica sobre la cantidad de contagiados por coronavirus y los que han fallecido producto de esta enfermedad, sencillamente los pone a comparar qué pasa con el resto de los países de la región y, si no alcanza, buscan esos parámetros en naciones del primer mundo.


Todo pareciera fluir por el camino de las matemáticas y casi nada por el sendero de la empatía, la solidaridad y la entrega que han elegido las argentinas y los argentinos que vienen poniendo toda su energía para enfrentar a esta pandemia que nadie esperaba y para la que el mundo no estaba preparado.


En su mirada no entran los esfuerzos sanitarios, ayudas alimentarias y soportes sociales.


Claramente han marcado su territorio y su filosofía, rodeados de un halo individualista que preocupa profundamente por sus alcances futuros.


Sobre todo porque ya pasada la emergencia sanitaria, vastos sectores de la sociedad que ya se encontraban en situación comprometida necesitarán del acompañamiento para finalmente ser parte del todo.


No obstante estas posturas ya conocidas y reactualizadas según las  circunstancias, la apuesta por la salud sigue siendo lo más inteligente como parte de ese pensamiento que no entiende a la economía si no está al servicio de la gente.


Cada sacudón de los agoreros deja en evidencia sus intereses y destaca el esfuerzo de aquellos que entienden que de las crisis se sale entre todos.


Siempre se necesitará del empuje de los imprescindibles, porque sin ellos no habría historia, no existirían los cambios, no tendríamos esperanza.


Los otros, son los de siempre.-


@danieltemperoni


 

viernes, 26 de junio, 2020 - 13:17 hs.

La pandemia nos encontró intentando remontar una crisis profunda y todavía se busca la mejor manera de afrontar la pesada deuda externa que siempre persigue como una sombra negra a cualquier proyecto de crecimiento nacional.


Si bien el país ya registra actividad superior al 85%, el área metropolitana concentra casi el 90% de los contagios por Covid-19 y es allí donde precisamente está la mayor porción de pymes que aún no pudieron empezar a producir.


Ya se trabaja en legislar el teletrabajo como una manera de empezar a entender por dónde irá la cuestión laboral después de que dejemos atrás la pesadilla generada por el coronavirus.


No obstante, la rueda económica y social tardará algún tiempo para estar al ritmo deseable en cualquier economía que intente producir, vender y renovar stock merced a la demanda del mercado interno.


Otra historia muy distinta será el renglón de las exportaciones, más allá de los commodities, porque el mundo se está encontrando ya con China y Estados Unidos metidos de lleno en una guerra comercial global como nunca antes se imaginó, aún con efectos mucho más negativos que aquella sequía de combustibles de mediados de los ‘70.


Por todas estas razones, el Estado, los empresarios, los sindicatos, más todas las formas de asociativismo, deberán sentarse a una mesa y buscar los caminos del entendimiento.


Se habló mucho durante la última campaña electoral de la necesidad de enhebrar un consejo económico y social, y el presidente Alberto Fernández ha mencionado reiteradamente que se necesita un nuevo contrato social en la Argentina.


Entonces habrá que reconocer que la crisis anterior y la que se sumó por la pandemia, nos puso a los argentinos en la enorme necesidad de llegar a objetivos comunes por la vía del debate ordenado y fructífero, donde todos pongan lo mejor de sí y nadie se haga el distraído a la hora de empujar.


Para esto se necesitarán interlocutores que estén convencidos de que esta es la manera de encontrar la salida a las tremendas dificultades que deberemos afrontar entre todos.


Miles de micro, pequeños y medianos empresarios van a requerir de líneas crediticias blandas que tendrán que salir de los jugosos dividendos que se han llevado los bancos durante tantos años.


Generar trabajo genuino e incorporar a quienes hoy están fuera del sistema, aparecen como ejes necesarios de este acuerdo nacional.-


@danieltemperoni


 

AUDIOS - RADIO BRISAS

Nicolas Trotta en "Brisas Primera Edición"
Viviana Bernabei en "Plan Luz"
Jorge Macri en "Brisas Primera Edición"
Alejandro Rabinovich en "Brisas Segunda Edición"


VIDEO DESTACADO