18/04/2021
domingo 18 de abril del 2021 - T
18 abril 2021 - T
MUNDO


lunes, 5 de abril, 2021 - 13:28 hs.

Una argentina esperó 200 días por el COVID para casarse con su novio rumano en Turquía

Una argentina esperó 200 días por el COVID para casarse con su novio rumano en Turquía


Desde Rumania, Micaela habló en el programa Un Lugar en el Mundo acerca de su experiencia viajando por distintos lugares con su marido rumano. Es de Tigre y actualmente vive en un lugar no tan habitual para los argentinos que van a Europa.


“Llegué a Rumania porque me casé en Turquía con un rumano que conocí en Brasil. La vida te llega a destinos no imaginados, con un montón de cosas nuevas para aprender en el día a día. Lo conocí en un barco de vacaciones, él era tripulante y luego tuvo un trabajo en Barcelona y me fui a vivir allí. Después, nos fuimos a Turquía y terminamos en Rumania, su tierra”, contó Micaela. 


En Argentina era abogada y se fue de vacaciones con su madre, donde conoció a su actual marido. “El lugar inicial fue Barcelona, luego por la pandemia tuvimos que regresar a nuestros lugares de origen y decidimos irnos a Turquía a casarnos”, agregó. 


Luego, recordó que estuvieron 200 días separados, viviendo cada uno en su país. “Recién a través de un permiso del consulado pude reencontrarme con él. Nos casamos en un país que no era el pensado. Nuestro matrimonio estaba planeado previo al Covid, pensamos en postergarlo pero lo realizamos de otra manera”, expresó. 


Está viviendo hace apenas tres meses en Rumania pero ya conoce de cerca la nueva cultura. “He estado acá antes como turista, todavía estoy adaptándome porque son culturas, idiomas y horarios distintos. El idioma oficial es el rumano pero me manejo con el inglés o español”, señaló. 


Micaela tiene un canal de YouTube y en uno de los videos habla acerca de las similitudes que tiene el español con el rumano a pesar de ser idiomas diferentes. Afirmó que el idioma tiene un poco del francés, italiano, portugués e inglés. “Estoy conviviendo con la familia de mi esposo y mi sobrino me habla en rumano, me ayuda muchísimo a aprender. A veces me toca cuidarlos y cuando trato de hablar rumano, el niño me dice ‘así no se dice’ ”, comentó. 


Con respecto a su situación laboral, manifiesto que “mi residencia acaba de salir así que estoy en plena búsqueda de trabajo. Tengo residencia por familiar rumano, la ciudadanía se da a los cinco años de vivir acá, pero te da el derecho de trabajar”.


La joven vive en Ploiesti, a 55 kilómetros de la capital de Rumania. Respecto al Covid tiene una modalidad de zona roja, amarilla y verde dependiendo de la región va teniendo mayor o menor restricción. “Actualmente nuestra ciudad no está todavía restringida porque es chica. Lo que sí rige para todo el territorio es un toque de queda de 20 a 6 horas todos los días”, contó. 


Los rumanos son súper cálidos, les encanta recibirte, son buenos anfitriones, en el día a día te preguntan por Argentina, en ese sentido son parecidos a nosotros. Cuando te incorporás a la ciudad te das cuenta que hay tradiciones que no sabías, particularidades del lenguaje, es un país súper lindo desde el punto de vista de la naturaleza. No es un lugar muy conocido para los latinos y es barato para vacacionar. Lo que me sorprendió de acá es la buena onda de la gente, y costumbres que yo desconocía, por ejemplo, el 1º de marzo festejan el Día de la Primavera y te regalan pines para ponerte en la ropa”, resaltó. 


En cuanto a la carrera de abogacía, destacó que “al ser un título en el que las leyes van cambiando, tengo que rendir una equivalencia y previo a eso tengo que estudiar el idioma. No es algo que descarto pero tampoco es prioridad. Tenemos un grupo de argentinos en Rumania y la mayoría tienen en trámite la posibilidad de sacar la ciudadanía, hay un profesor online, así que posibilidad para aprender hay”.


A través de sus redes sociales se conecta con argentinos, donde les responde todas las dudas. Su canal de YouTube se llama “¿Dónde nos despertamos hoy?” y allí muestra el día a día de la cultura, las cosas que deben ver los turistas, los precios de las entradas, su opinión personal y va volcando todo lo que va aprendiendo.


“Mi trabajo en Argentina lo dejé en septiembre del 2019. Como mucho quería hacer un posgrado de derecho en España pero nunca pensé irme a vivir a fuera tanto tiempo. Disfruto mucho de viajar, la vida te sorprende de un momento a otro”, remarcó. 


Además agregó que “el país tiene para todos los gustos, si te gusta el mar tiene la zona de Constanza, pero también hay ciudades pintorescas como Sibiu. Bucarest me encanta, es una ciudad re loca, con espacios verdes en el medio de la ciudad. Las noches son muy movidas, tiene muchos restaurantes y discos”.


Además afirmó que “es una ciudad segura, si bien hay hurtos, son sin violencia y no hay tasa alta de delitos. Cuando sucede un hecho grande se conmociona el país. En términos relativos es un país seguro y con presencia policial en las calles”.


Por último, para mantener el contacto con Argentina, confesó que “me tomo unos mates a la mañana o por la tarde, me pongo en contacto con mi familia y amigas". Y destacó que estaba muy convencida de emigrar: "Interiormente tarde o temprano se iba a dar esto, no tuve dudas. En esta época de pandemia está complicado para emigrar, pero la decisión es una experiencia muy personal”.


Escuchá la nota completa con Micaela desde Rumania en diálogo con Florencia Cordero en Radio Brisas:



   


Compartir
Otras noticias


AUDIOS - RADIO BRISAS

Rogelio Frigerio en "Brisas Primera Edición"
Santiago O´Donnell en
Verónica Magario en "Brisas Segunda Edición"
Mercedes Giuffré en "Plan Luz"




VIDEO DESTACADO