20/01/2021
miércoles 20 de enero del 2021 - T
20 enero 2021 - T
RADIO BRISAS


domingo, 1 de noviembre, 2020 - 14:06 hs.

El instructor de pilates argentino que motivó a los austriacos en cuarentena

El instructor de pilates argentino que motivó a los austriacos en cuarentena


Alejandro Llull tuvo que adaptar sus clases al formato online por la pandemia y puso a prueba su creatividad. El contacto con sus alumnos en Innsbruck se convirtió en un apoyo emocional fundamental para los más afectados por el aislamiento.


Desde adolescente sentía que no encajaba en su Bolivar natal y se animó a probar suerte en Mar del Plata gracias a una beca como jugador de básquet. Estudiaba en el Industrial, tenía inquietudes y ganas de incorporar conocimientos. Pero después de la secundaria parecía que el único camino era seguir Ingeniería. Aunque lo intentó, se dio cuenta enseguida que no era una carrera con la que se sentía cómodo.


En ese momento pensó que tenía que seguir su instinto y dedicarse a algo relacionado al deporte, pero sus entrenadores le habían dejado en claro que ser profesional en el básquet no era opción para él. Tenía que superar esa frustración y seguir adelante. No estaba muy convencido pero empezó a estudiar Educación Física. «Mi mamá se dio cuenta de que estaba medio perdido y me anotó en una escuela de aerobic para ser profesor de fitness sin que yo lo supiera. Lo que empezó casi sin querer se transformó en mi carrera profesional», rememoró Alejandro Llull en contacto desde Austria con el programa Un Lugar en el Mundo de Radio Brisas.


En una interesante y motivadora charla, el profe argentino radicado en Innsbruck contó algunas de las vivencias que lo marcaron en su camino como inmigrante y todo lo que tuvo que atravesar para insertarse en la sociedad austriaca. Desde su primera experiencia para conseguir trabajo en Mallorca y la imposibilidad de comunicarse sin saber idiomas en Austria (pasó tres años sin hablar con nadie) hasta llegar a su exitoso presente como instructor de pilates comprometido con motivar a sus alumnos en tiempos de aislamiento. Es que fue muy fuerte el impacto emocional que tuvo el encierro para los austriacos porque «la paranoia fue bestial».


Pasaron varios días desde que se detectó el primer caso en un centro de ski hasta que se decidió parar la actividad para implementar la cuarentena de manera estricta. En una ciudad como Innsbruck, muy cercana a Italia, un país donde los casos de coronavirus se multiplicaron rápidamente, el temor de la población creció y el cumplimiento de las medidas de prevención fue ejemplar.


En los días de distanciamiento social por la pandemia, Alejandro entendió que era importante mostrarse cercano en su contacto virtual a través de sus clases online. Y el feedback que se generó fue muy diferente a los encuentros presenciales. Pasó de iniciar una clase un día normal sin que nadie le contestara un «buenas tardes» a convertirse en un sostén fundamental durante el encierro con su manera personalizada de marcar posturas a través de una cámara en vivo desde su casa con apenas una colchoneta, una almohada y una toalla. «Eso me llevó a mis orígenes cuando tenía que trabajar sin tener las mejores condiciones, sin tener materiales y estábamos obligados a ser más creativos», narró Alejandro emocionado por las reacciones positivas que recibió como respuesta.


Y profundizó sobre el desafío de encontrar una vocación: «Tuve muchas trabas porque mi familia no me apoyó al principio porque pensaba que era una moda y no entendían por qué había abandonado la carrera por esto. Después de 22 años siento por fin que en mi familia están súper orgullosos y convencidos de que tomé la decisión correcta. Por eso digo que no hay que elegir carreras por el dinero porque eso no te va a hacer feliz. El dinero es importante pero hay que intentar encontrar el equilibrio. Motivar a los jóvenes que tienen inclinaciones a algo menos técnico y más creativo. Todos somos buenos en algo. Sin excepción. Lo importante es encontrar en qué. Y para eso hay que buscar. No hay que sentirse frustrado. Si algo no funciona hay que buscar alternativas».


Escuchá la nota completa de Alejandro Llull en diálogo con la periodista Florencia Cordero en el programa Un Lugar en el Mundo de Radio Brisas:



   


Compartir
Otras noticias


AUDIOS - RADIO BRISAS

Rogelio Frigerio en "Brisas Primera Edición"
Santiago O´Donnell en "Embón Registrado"
Verónica Magario en "Brisas Segunda Edición"
Mercedes Giuffré en "Plan Luz"




VIDEO DESTACADO