jueves, septiembre 16, 2021
19.6 C
Mar del Plata
InicioOPINIÓNLa UE ya le puso fecha límite a los motores de combustión

La UE ya le puso fecha límite a los motores de combustión

La Comisión Europea ya fijó el año 2035 como tope para dejar de fabricar automóviles y furgonetas que emitan dióxido de carbono.

Sin mencionarlo, sentenció de esta forma a los motores de combustión, diesel, gas e híbridos.

El fondo de la cuestión está en la decisión global de luchar contra el cambio climático y aplicarlo en un mercado de más de 400 millones de personas en los 27 países del espacio Schengen.

El organismo con sede en Bruselas otorgó un guiño a miembros como España que se había adelantado a legislar sobre la materia y ponerle un final a las energías fósiles desde 2040.

El mensaje llega claro a los fabricantes de vehículos para que vayan migrando rápidamente hacia el diseño de unidades con baterías eléctricas.

También para aquellos proveedores extranjeros si realmente quieren seguir haciendo negocios con Europa a 14 años vista.

La CE avanzó, asimismo, en varios frentes contra el cambio climático para incentivar a las naciones del grupo a reducir de manera drástica las emisiones de efecto invernadero.

En principio, Europa ha fijado la pretensión de alcanzar índices negativos para 2050 y con estas decisiones mostró que las definiciones políticas van en ese sentido, para que el resto del mundo dirija sus objetivos hacia ese pensamiento si pretende seguir vendiendo productos manufacturados al viejo continente.

El programa “Fit for 50” pujará por duplicar las energías renovables hasta el 40% de la cuota en 2030, además de endurecer las condiciones del mercado de emisiones con el aumento del valor de la tonelada de dióxido de carbono y obligando al transporte y la vivienda a entrar en ese contexto.

El plan incorporó un mecanismo de ajuste en las fronteras europeas para penalizar a aquellas importaciones cuya confección no encuadre en los estándares de la UE desde 2026.

Entre 2025 y 2032 se viabilizará un fondo social de 72.000 millones de euros para equiparar los desfasajes que puedan producirse en el encarecimiento de la energía, principalmente en los hogares y en el transporte.

El bloque ya eligió sus herramientas para luchar contra el cambio climático y ahora deberá conciliar posiciones en el Parlamento Europeo, mientras el resto del mundo se prepara para negociar las nuevas rutas del comercio internacional.-

@danieltemperoni

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com