Inicio OPINIÓN La oportunidad de potenciar la producción automotriz nacional

La oportunidad de potenciar la producción automotriz nacional

El desarrollo de nuestra industria automotriz tiene una dilatada trayectoria, vinculada en principio a momentos en los que el país dirigió su mirada a la producción nacional y a la generación de puestos de trabajo genuinos.

Por Daniel Temperoni

El momento geopolítico y la situación económica mundial, permiten observar una serie de oportunidades en el mercado global, más allá de los mecanismos habituales que derivan del Mercosur.

Según el ministerio de Desarrollo Productivo, las plantas automotrices tuvieron una producción en enero de 25.000 unidades, lo que significó un 20% de aumento en el nivel de actividad.

También en el primer mes del año se patentaron 47.000 vehículos, un 10% más de lo registrado en el mismo período de 2020.

Estos números se conjugan positivamente con otros signos de recuperación, ya que el 47% de las unidades vendidas son de producción netamente nacional, porcentaje que un año atrás llegaba sólo al 29%.

La industria automotriz es clave para cualquier país que la haya desarrollado, y en Argentina representa el 6,6% del PBI industrial.

El sector sostiene 125.000 empleos y exporta anualmente U$S 4.275 millones a 43 países.

En el marco de la pandemia de coronavirus, otras actividades aún sienten fuertemente los golpes de la desaceleración económica.

Sin embargo, este renglón productivo no sólo se sostuvo produciendo bajo estrictos protocolos, sino que además remontó el primer mes del año por encima de lo producido un año atrás.

La decisión de la norteamericana Ford de salirse de sus puntos de producción en Brasil, también es una novedad que aporta mucha expectativa a la producción local, que ya advierte que podrá llegar a mercados globales con mucha más facilidad.

De hecho, la intención oficial es generar un hub exportador nacional que pueda abastecer la demanda interna y engrose los niveles de exportación.

Resultaría auspicioso encontrar una política medular que conjugue los intereses de las automotrices con los puestos de trabajo que se necesitan generar, además de fortalecer una de las vías genuinas de ingreso de divisas al país.

La decisión política y la capacidad operativa pueden hacer la diferencia en un mundo donde no abundan estas oportunidades.

Twitter: @danieltemperoni