25.2 C
Mar del Plata
miércoles, marzo 3, 2021
Inicio InfoBlogs Daniel Temperoni Periodista Los efectos sanadores del trabajo y de la educación

Los efectos sanadores del trabajo y de la educación

No existen fórmulas mágicas para salir de situaciones complicadas en lo social y sólo la consecuencia en la aplicación de políticas públicas acertadas deja resultados superadores.

El contexto anterior a la pandemia mostró signos muy negativos en cuanto a pobreza e indigencia.

Quedó claro que los pasados nueve meses hicieron lo suyo en desmedro de miles de familias argentinas y que este cuadro pudo haber sido mucho más profundo de no haberse activado herramientas salidas del Estado.

El diagnóstico está sobre la mesa y ahora se requieren acciones concretas y urgentes en varios frentes para comenzar a reducir la brecha con todos aquellos que hoy no pueden cubrir sus necesidades básicas.

Más del 64% de nuestros niños y jóvenes están por debajo de la línea de pobreza y esa sentencia sólo puede revertirse con más empleo para sus padres y con una educación que profundice en los temas que hacen directamente a las incumbencias técnicas y profesionales que requerirán las prácticas laborales en el futuro.

La fortaleza de estas dos directrices, sumadas a otras inherentes como la cobertura de salud y una vivienda digna, resultan indispensables para poder imaginar un horizonte algo más aceptable del que atravesamos en los últimos años.

Las circunstancias excepcionales de la pandemia también dejan al descubierto aquellas problemáticas estructurales sobre las cuales se viene hablando desde hace décadas y que hoy aparecen como prioritarias si verdaderamente se quiere lograr un país donde todos estemos incluidos con derechos plenos.

Las políticas públicas deberán estar presentes en la post pandemia y poner en valor los mecanismos de asistencia que hasta el momento soportaron los mayores embates en el pico de la tormenta epidemiológica.

También se necesita un ordenamiento de recursos en los distritos provinciales que mayor presión vienen teniendo en los últimos meses, donde toda la infraestructura disponible, incluidas las escuelas, quedaron a disposición de las necesidades de la población.

Como siempre la realidad argentina exige respuesta inmediata sobre aquellas falencias históricas, pero hoy la demanda tiene reclamo de presente y de futuro.

@danieltemperoni