jueves, septiembre 16, 2021
19.6 C
Mar del Plata
InicioDEPORTESAmenaza de tifón, ansiedad y emoción en el debut del surf olímpico

Amenaza de tifón, ansiedad y emoción en el debut del surf olímpico

Con previsiones de complicaciones meteorológicas, arrancó el surf en Tokio y la primera batería de la historia contó con el marplatense “Lele” Usuna en las playas de Tsurigasaki.

Por Florencia Cordero desde Japón

La emoción a flor de piel fue la principal sensación del marplatense “Lele” Usuna que se convirtió en el primer argentino olímpico en su deporte. El surfista, dos veces campeón del mundo, no pudo entrar entre los dos primeros de su serie pero tendrá otra chance en la tarde del domingo (hora de Japón) para seguir avanzando en el cuadro de Tokio 2020.

Con la carga emocional de la primera participación olímpica del surf, Usuna reconoció que le faltó soltarse en el agua para poder lograr un mejor resultado en su primera intervención. “Es la primera batería de un juego olímpico, es algo tan gigante”, lanzó apenas tomó contacto con InfoBrisas.com en la zona mixta del estadio de frente a las olas de la Playa Tsurigasaki.

Con gesto adusto y algo tenso, “Lele” soltó las palabras que surgieron recién terminada su intervención en el agua. “Emoción, ansiedad, motivación. Todo mezclado. No estuve mal, pero quizás me faltó relajarme un poco y confiar en mi surfing. Sé que esto sigue y recién comienza así que vamos para adelante”, aseguró.

Además reconoció que sintió la carga del momento histórico para su deporte al reconocer que se sintió “un poco emocionado por el debut del surf olímpico”. Sabiendo que sigue la competencia y a la espera de su próxima oportunidad, Usuna quiso saber cuál fue la primera ola puntuable de la historia del surf olímpico. “Creo que fui yo pero ahora están diciendo que fue él”, dijo mientras señalaba al brasilero Ferreira. Más allá del dato curioso y anecdótico, tanto el argentino como su colega de Brasil bromearon sobre la situación aunque Ferreira fue categórico: “La primera ola fue la mía”.

Pasado el debut formal que entrará en la historia, la actividad sigue en una calurosa jornada con la ausencia de público en las tribunas y con pocas facilidades para el trabajo de los periodistas de distintas partes del mundo que viajaron más de una hora y media desde Tokio hasta la sede del surf. De hecho, no se ha asignado un lugar específico para la prensa en el estadio en sí. Para ver lo que pasa dentro del agua, desplegaron un vallado en la arena sin sombrillas ni reparo alguno bajo los agobiantes 30 grados que azotan sin tregua bajo un sol abrasador.

El único refugio para la tarea de los medios es la sala de trabajo con televisores para seguir la competencia desde ese lugar con aire acondicionado. La metodología de trabajo aplicada para el periodismo es muy limitada, pero todo lo que ocurre en estos Juegos Olímpicos se realiza bajo condiciones especiales.

Como si la pandemia no fuera suficiente, también sobrevuela el temor de la llegada de un tifón a estas costas del pacífico. Si bien todavía permanece alejado de Tokio, los organizadores están en alerta y hay rumores de reprogramación de algunas disciplinas. Antes de la jornada inicial del surf, había dudas sobre las condiciones meteorológicas y aún persisten. Aunque se dio inicio, no está claro cómo va a continuar el calendario.

Nada fluye en Tokio 2020. Todo se da con complicaciones y muchas limitaciones. Esta situación es ineludible y así quedará marcado en esta historia. Se luchó por 27 años para que el surf ingrese en la grilla olímpica y, si bien no es el entorno soñado, el ambiente del surf puede decir que la misión está cumplida.

 

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com