Menu
Mar del Plata - 
jueves 17 de agosto del 2017 - T
17 agosto 2017 - T

Nora Marrone Médica Oncóloga MP 92580

jueves, 8 de junio, 2017 - 12:03 hs.
Las preguntas más habituales sobre el cáncer (Primera parte)

Las dudas más comunes que surgen inmediatamente ante el diagnóstico de cáncer son universales. Algunas tienen respuestas desde la ciencia, otras están en desarrollo, y algunas preguntas no tienen explicación fácil o aún respuesta. Las responderé simplificando teorías para que se entienda mejor.


1. ¿Quién puede tener cáncer? Potencialmente cualquier ser humano y a cualquier edad. A partir de los 50 años aumenta el riesgo en la mitad de los hombres y en un tercio de las mujeres. Cada grupo etario tiene mayor frecuencia de ciertos tipos de cáncer, y puede manifestarse con o sin antecedentes familiares. Algunas enfermedades crónicas aumentan el riesgo de tener tipos específicos de cáncer.


2. ¿Cómo se produce un cáncer? Un cáncer se produce en tres etapas: en la primera (iniciación) uno o varios factores (tabaco) producen la mutación de algún gen del ADN de una célula y le cambia su información.. En la segunda etapa (promoción) las células modificadas siguen generando cambios, se desestabilizan y van estimulando a otras células a dividirse más rápido perdiendo la capacidad de morir. Así van ocupando espacio y cuando alcanzan un número considerable forman un tumor (masa palpable o que se ve en algún estudio). En la tercera y última etapa se pierde el control absoluto de la reproducción y ya no paran de crecer (progresión), y así las células van invadiendo otros órganos y tejidos. Aquí comenzamos a hablar de cáncer. Este tumor maligno ocupa espacio y altera el funcionamiento normal del resto de las células sanas del órgano de origen, generando molestias, sangrados, compresiones, etc., que se traducen en los primeros síntomas que puede tener un individuo, hasta ese momento asintomático. Como las células cancerosas no mueren solas, el paciente requiere tratamiento específico para destruirlo, controlarlo o curarlo en el tiempo.


3. El cáncer, ¿se hereda o se contagia? El cáncer no se contagia, porque lo que se enferma es la célula propia del organismo. Sólo el 5 al 10 % de los cánceres son hereditarios. El resto son espontáneos. Esto quiere decir que los cambios en el ADN de una célula normal son al azar, aunque se conocen factores físicos, químicos y biológicos que son los causantes de los cambios del ADN. Pero que el cambio genético esté presente en un miembro familiar no significa que éste desarrollará el cáncer, sólo significa que hay un mayor riesgo de tener la enfermedad.


4. ¿Qué factores generan cáncer? Un “factor” es algo que aumenta la posibilidad de generar un cáncer. Se lo llama “Factor de riesgo” y debe ser demostrado por la ciencia. Algunos se asocian y potencian aún más el riesgo. El Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos (NCI) describe los principales factores de riesgo reconocidos hasta ahora:
-Tabaco: produce cánceres de pulmón, laringe, de boca, esófago, garganta, vejiga, riñón, hígado, estómago, páncreas, colon y recto, cuello uterino y leucemia mieloide aguda.
- Alcohol: potencia el riesgo asociado al tabaco.
- Dieta: algunos alimentos protegen (fibras), otros son in-ductores o promotores (conservantes, ahumados). Mu-chos están en estudio con resultados contradictorios aún.
- Gérmenes infecciosos: Virus del papiloma en genitales, HIV, Hepatitis B y C.
- Hormonas: estrógenos y progesterona aumentan el riesgo de cáncer de mama y endometrio
- Inflamación crónica: enfermedades benignas como colitis ulcerosa, poliposis múltiple y E. de Crohn aumentan el riesgo de cáncer de colon.
- Inmunosupresión: virus Epstein-Barr para linfomas, hepatitis B y C para cáncer de hígado.
- Luz solar: los rayos UV aumentan el riesgo de cáncer de piel epidermoide y melanoma.
- Radiación: la ionizante daña el ADN y causa cáncer (radiación ultravioleta rayos X y otras formas de radiación de alta energía). La radiación no ionizante, como la luz visible y la energía de los teléfonos celulares y de campos magnéticos no daña el ADN y no se ha encontrado a la fecha que causen cáncer.
- Sustancias del ambiente: son muchísimas, las más comunes son el sílice, las aflatoxinas, el asbesto, el benceno, el alquitrán, compuestos de cromo y de níquel, exposición pasiva a humo del tabaco, etc., exposición a anilinas y agroquímicos vinculados a actividades laborales que manipulan estos elementos.

   


Columnas anteriores
miércoles, 28 de junio, 2017 - 11:33 hs.

Las dudas más comunes que surgen inmediatamente ante el diagnóstico de cáncer son universales. Algunas tienen respuestas desde la ciencia, otras están en desarrollo, y algunas preguntas no tienen explicación fácil o aún respuesta.


En la anterior columna, habíamos reseñado una primer serie de preguntas. Ahora, otras preguntas que también suelen hacerse:


5. El stress y la depresión, ¿pueden causar cáncer? El stress es un fenómeno normal del organismo ante una amenaza. Resuelto el factor que induce los cambios físicos, hormonales y psicológicos que acompaña al stress agudo, este desaparece y el organismo se normaliza. Cuando el stress es constante o crónico el cuerpo percibe como que el problema continúa y entonces no normaliza los niveles de adrenalina y cortisol, generando una serie cambios bioquímicos que se traducen en problemas físicos que predisponen a muchas enfermedades. Con el cáncer no hay una relación directa probada científicamente en la última década. Con la depresión tampoco, aunque este punto está en controversia porque no puede ser fehacientemente probada desde lo científico, pero el avance de la inmunología, la psicologia y la biologia molecular podrían probar otros resultados. Lo que ocurre es que siempre hay algún antecedente en el paciente de pérdidas o de altos niveles de stress, pero no hay ningún estudio serio científico que lo confirme hasta la fecha. Hay algunos indicios o sospechas, pero no son factores de riesgos aún demostrados. Obviamente que el cáncer genera stress y depresión, pero no agravaría la enfermedad, solamente le hace vivir al paciente una mala calidad de vida. Estudios pendientes y futuros confirmarán otra idea en las próximas décadas.


6. El cáncer, ¿se puede prevenir? En la actualidad es muy poco lo que se puede prevenir. Lo que sí se puede es detectar precozmente, en estadios en los cuales los tratamientos lo pueden curar. Y esto depende de consultar en salud, es decir realizar chequeos periódicos en personas sanas sin antecedentes de cáncer en la familia y hacer estudios especiales en sanos con antecedentes familiares de cáncer (colon, mama y ovario, etc.). En el caso de cáncer de cuello uterino el Papanicolaou ayuda en más de un 70 % a ser detectado en estadios curables.


7. El cáncer, ¿se puede curar? Sí, hoy se cura aproximadamente el 50 % de los cánceres más frecuentes diagnosticados en estadios precoces, esto es cuando el tumor se halla localizado en el órgano de origen o en los ganglios cercanos. En algunos, como el de testículo o en las leucemias y los linfomas, el cáncer puede estar diseminado y se puede curar igual. Los esfuerzos en hallar un cáncer antes de que dé síntomas y los chequeos y campañas oficiales son herramientas que permiten mejorar las tasas de curación en el mundo. Por ejemplo, el cáncer de mama y el de colon en estadio I tiene 90 % de posibilidades de curarse, aun teniendo que hacer rayos o quimioterapia además de la cirugía.


En síntesis, estas son algunas de las preguntas que vienen a la mente inmediatamente al enterarnos de que algún conocido o nosotros mismos tenemos esta enfermedad. Agregaremos aquí que hay mitos y falsas ideas de lo que puede generar un cáncer. Lo importante es reconocer a aquellos factores que ya son probados por la ciencia, y enfocar en el diagnóstico.

AUDIOS - RADIO BRISAS

Guillermo Castello en "Brisas Primera Edición"
Sergio Siciliano en "Brisas Segunda Edición"
Mariel Fornoni en "Brisas Primera Edición"
Carlos Fernando Arroyo en "Plan Luz"


VIDEO DESTACADO