22/11/2019
viernes 22 de noviembre del 2019 - T
22 noviembre 2019 - T
viernes, 27 de septiembre, 2019 - 10:23 hs.
Vivir con lo nuestro

Está ampliamente demostrado que la ecuación de pedir prestado nunca le cayó bien a la estructura económica de Argentina.


Desde el fondo de la historia se siguen repitiendo los ejemplos en torno a esta afirmación.


Ocurre que el entramado malicioso de los que nos prestan siempre apunta a que las cuentas no tengan el oxígeno suficiente como para poder corregirse desde adentro.


“Argentina es ese hombre que gasta y regula excesivamente de manera crónica hasta que se ve obligado a ir al Fondo Monetario Internacional para una nueva ronda de tratamiento” lanzó Anne Krueger, quien ocupó la subgerencia del FMI durante la crisis de 2001.


Advirtió que “los candidatos deben comprometerse a reformas serias, o el médico puede decidir desconectarlo”.


Fue un paso más allá y afirmó que “el presidente de Argentina, Mauricio Macri, sabía que había heredado una economía enferma cuando asumió en 2015, pero falló en tomar su medicina. Como resultado, el país ahora no tiene más remedio que enfrentar un período de doloroso ajuste estructural”.


Volvió al recuerdo de su gestión y dijo que “en 2001, el país sufrió una crisis importante y tuvo que pedir prestado al exterior para cubrir los gastos del gobierno. Con un déficit en cuenta corriente superior al 5% del PBI y su moneda vinculada al dólar estadounidense, sus políticas estructurales demostraron ser insostenibles, necesitaba apoyo del FMI sólo para cubrir sus gastos del momento y no le quedaban recursos para saldar las deudas”.


Añadió que el país ingresó a un programa de préstamos del FMI, “pero su reestructuración de la deuda fue desordenada y las políticas para abordar sus problemas estructurales subyacentes se llevaron a cabo a medias o ni siquiera se emprendieron”.


Lógicamente, sugirió que “la crisis de Argentina exige la continuación de medidas fiscales, monetarias y cambiarias descriptas en el programa del FMI”.


Con tarifas y precios de combustibles dolarizados, con una presión impositiva que supera al resto de los países de la región, con un endeudamiento de U$D 190.000 millones en la actual gestión y una deuda externa global que alcanza al 97% del PBI, el único consejo que se le ocurre a Krueger es continuar por la senda del achique económico.


Tal vez el futuro nos proponga vivir con lo nuestro y empezar a defender la producción nacional y el trabajo de los argentinos.-


@danieltemperoni


 

   


Columnas anteriores
domingo, 10 de noviembre, 2019 - 10:26 hs.
miércoles, 23 de octubre, 2019 - 09:25 hs.
viernes, 28 de junio, 2019 - 13:39 hs.
viernes, 15 de febrero, 2019 - 08:02 hs.
miércoles, 5 de diciembre, 2018 - 08:13 hs.
AUDIOS - RADIO BRISAS

Marta Yáñez en "Brisas Segunda Edición"
Santhyago Ríos en "Materia Prima"
Tomás de la Riva en "Tres Segundos"
Vilma Baragiola en "Brisas Segunda Edición"


VIDEO DESTACADO